Después de tanto tiempo sin escribir 'post' (o ¿en español, se dice "entrada"?) en este blog, creo que nadie se acuerda de que tengo este sitio y blog...  Si alguien encuentra este blog, me gustaría recibir algún mensaje, ya sea simplemente un comentario o inclusive una crítica.

Pero no importa.  Veamos qué escribo ahora.

Hace poco encontré un sitio, donde un cuate (nota:  para los que no están acostumbrados a los términos utilizados en México, un 'cuate' es como un tío en España o un 'tipo' en no sé qué parte de América Latina) publica su 'post' acerca de cómo importar cosas de China sin problema.

http://importardechinahoymismo.com/temas-de-aduana/aprende-importar-sin-agente-aduanal.html

Bueno, al parecer, a este cuate sí le ha funcionado este método, pero yo quisiera sugerir que tuvieran cuidado.

Es que en las Reglas de Carácter General en Materia de Comercio Exterior, se establece claramente de hasta qué valor puede uno importar mercancías por medio de mensajería y paquetería.

La Regla 1.3.1 (para 2010) dice que no se requiere la inscripción de padrón de importadores, si es importación de mercancía con valor menor a 1.000 dólares, y que sea efectuada por personas físicas mediante empresas de mensajería y paquetería.

Sin embargo, si esa mercancía está sujeta al cumplimiento de alguna restricción o regulación no arancelaria (como permiso de importación por parte de alguna dependencia), entonces, será necesario inscribirse en el padrón de importadores y además usar los servicios de algún agente aduanal...

Por tanto, no tiene nada que ver que el paquete mida menos de 30cm X 30cm...

En la actualidad, es tan fácil ordenar una compra a través de Internet, aunque el proveedor esté en otro país, pero cundo uno lo hace, siento que muchas veces no piensa en cómo el proveedor extranjero despacha la mercancía, y qué trámite se requerirá para importar...

Para empezar, yo no pediría algo de bastante valor como reproductor de audio, cámara, etc. que son fáciles de robar (a menos que ustedes confíen en Mexpost).  También es necesario evitar alguna sustancia ya sea líquida, o polvo, puesto que si a simple vista no se sabe qué es (crema, o algún medicamento), la aduana va a querer mandarlo a un análisis químico.

También evitaría ropa, tenis, etc., pues, es posible que 'el caldo salga más caro que albóndigas'...

Por tanto, yo sólo he pedido por Internet a alguna tienda en el extranjero libros y software.  Sobre todo, los libros no causan ni arancel ni el IVA, y llegan bien (no creo que haya mucha gente que quiera robar libros).

Así que si ustedes piensan comprar algo en China para que se lo envíen por paquetería, piensen dos veces...  Pues, si llegó bien, tuvieron suerte.  Si no llegó, mala suerte...